Blog EL TRABAJO DE BUSCAR TRABAJO



EL TRABAJO DE BUSCAR TRABAJO
25 feb 2021

Seguro que alguna vez te has enfrentado a la búsqueda de empleo. Muchas veces, esta tarea puede parecer costosa e incluso puede causar desmotivación, pero ¿seguro que estas aprovechando todas las herramientas que hay a tu alcance?

Hoy en día cada vez es más fácil establecer relaciones profesionales entre empresa y trabajador, por ello, limitar el proceso de búsqueda de empleo a actualizar tu perfil en los portales de empleo y mandar la candidatura sin ton ni son a todas aquellas ofertas publicadas, dificultará lograr exitosamente tu objetivo.

¿Qué debes hacer entonces? Lo más importante es cambiar la actitud, deja de esperar a que las oportunidades lleguen por arte de magia y sal tú mismo a buscarlas.

A continuación, te damos 4 claves que te ayudarán seguro en el proceso.

1. Plantea un objetivo: ¿Qué quiero conseguir?

Para encontrar tienes que saber buscar. Define perfectamente qué expectativas profesionales deseas, por ejemplo: ¿En qué tipo de empresas quiero estar? ¿Qué sector estoy buscando? ¿Quiero un entorno internacional? ¿Qué prefiero, un rol polivalente o desempeñar funciones muy concretas?

Una vez te hayas contestado tú mismo a estas preguntas, escribe los puestos a los que aspiras y en qué condiciones.

Ahora ya sabes lo que quieres, falta descubrir dónde. Hacer una lista de empresas en las que te gustaría desarrollar tu experiencia y por qué, puede ayudar mucho.

2. Conócete a ti mismo: ¿Cuál es mi experiencia y qué valor añadido me diferencia?

Ahora que ya tienes un objetivo claro, reflexiona sobre tu perfil profesional. Determina tu experiencia relevante y que cualidades has adquirido, pues éstas serán tu valor añadido. También tienes que prestar atención a tus puntos débiles, los cuales deberás trabajar para que no sean un obstáculo.

Todas estas características son las que te definen y deberás destacarlas tanto en el currículum como en las entrevistas de trabajo.

3. La primera impresión SI cuenta: El currículum y la carta de presentación.

El CV es el primer documento que verán los responsables del proceso de selección de ti. Por eso, es muy importante que le dediques tiempo a su creación. Por norma general, lo que más se valora es que esté bien estructurado y sea fácil de leer y entender.

Otro aspecto que se suele pasar por alto es que no todas las posiciones son iguales. Según el puesto y el tipo de empresa puede resultar más interesante una información u otra, así que, ¿por qué sólo tener un CV? Es muy recomendable adaptarlo a cada ocasión.

Recuerda que en el CV debes incorporar y desarrollar las principales funciones que has desempeñado en cada experiencia para que sea más fácil de comprender. No elabores un CV muy largo, lo ideal son 2 páginas como mucho, pero siempre es preferible un documento extenso con contenido útil, que una página sin información de valor.

Y, por último, no olvides el diseño. El tamaño de la letra, la organización o los colores deben ir acorde al tipo de compañía y posición, pero también nos debe representar a nosotros mismos. Al final, el currículum es la manera de mostrar quiénes somos antes de un primer contacto personal.

La carta de presentación es más importante de lo que creemos porque te dará la oportunidad de proporcionar información más detallada. Ahora bien, si decides enviarla, tienes que hacer bien, ya que de lo contrario, no aportará ningún valor e incluso podría ser contraproducente.

Algunas pautas que puedes seguir son las siguientes:

  • Personaliza la carta según la empresa y el puesto.
  • Aporta información relevante que no esté en el currículum.
  • El estilo y diseño deben ir acorde al CV.
  • Y muy importante, dirígete a la persona adecuada. Si le llega a la persona equivocada habrá pocas posibilidades de conseguir el efecto deseado.

4. Trabaja en tus contactos: La importancia del Networking.

¿Sabes en qué consiste el networking? Consiste en crear una red de contactos profesionales con otras personas de intereses similares con la finalidad de crear uniones y oportunidades laborales y/o de negocio.

Existen varias opciones para conseguir tu propio mapa de contactos, entre ellas las ferias, convenciones o eventos profesionales, pero sobretodo las que más efectividad tienen son las redes sociales, especialmente Linkedin. Basta con seguir a las compañías que te interesan e interactuar con sus empleados. 



© 2021 NeoEmpleo. Todos los derechos reservados. ● Diseño: Mediaelx